Se olvidó de pagar el gas y apareció muerta con 30 puñaladas: la mató la compañera de cuarto

Luisa Ines Tudela Harris Cutting, una estudiante universitaria de 21 años, apuñaló a su mejor amiga, Alexa Cannon, más de 30 veces en el departamento de compartían. Ocurrió este de Virginia, Estados Unidos.

Eran aproximadamente las 7:45 cuando la Policía recibió un llamado para que asistiera al complejo de departamentos de estudiantes, luego de que escucharan a alguien gritando algo sobre un cuchillo.

Cuando los oficiales llegaron, Luisa seguía con sangre en su cuerpo y según la orden de arresto se dice que ella colocó sus manos en su espalda y dijo “arréstenme”. Fue en ese instante que la joven confesó: “La maté”.

Al revisar el departamento, los oficiales encontraron el cuerpo de Alexa en el suelo y con más de 30 puñaladas, mientras que un cuchillo de tipo carnicero salía de su boca.

Las órdenes de registro indican que los oficiales tomaron un teléfono celular y el cuchillo. Los policías también confiscaron pastillas, dispositivos para fumar y molinillos, además de encontrar una sustancia similar a la cocaína.

Los amigos de las jóvenes dijeron que estaban confundidos por el asesinato y que no podían imaginar cuál era el motivo.

“Eran mejores amigos desde el primer año, y eso fue en 2016. Ahora es 2019 y esto ha sucedido. Pensé que todos nos graduaríamos el año que viene”, comentó un estudiante de la universidad.

Ambas chicas eran extremadamente activas en las redes sociales, dejando un amplio registro de su amistad cercana.

Hace unos días, la asesina escribió en Twitter: “Mi compañera de cuarto se olvidó de pagar la factura del gas y no vendrán a encenderla hasta el lunes, y ahora hay una tormenta de nieve en el camino. Gracias a Dios, estaré borracha todo el día”.

Alexa, por su parte, publicó el 20 de enero (cuatro días antes de su asesinato) un mensaje críptico en Facebook: “Dejé de desahogarme y comencé a orar porque no necesito compasión, necesito fuerza”.

La Universidad de Radford suspendió a Cutting y llamó a consejeros de duelo para que estén disponibles para hablar con cualquier persona que los necesite.