River vs Boca: Renuncia ministro de Seguridad de Buenos Aires por incidentes previos a la final

El ministro de Seguridad de la capital argentina, Martín Ocampo, presentó este lunes su renuncia por los incidentes ocurridos antes de la final de la Copa Libertadores de América el sábado entre River Plate y Boca Juniors y que obligaron a su postergación sin fecha.

“Martín Ocampo presentó la renuncia debido a los hechos ocurridos en el fin de semana y le acepté la renuncia”, anunció el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, en rueda de prensa. Será reemplazado por el hasta ahora vicealcalde Diego Santilli.

Los disturbios hicieron que la segunda final de la Copa Libertadores entre los dos equipos más populares de Argentina fuera aplazada sin fecha por las heridas que sufrieron algunos jugadores de Boca Juniors cuando el autobús que los trasladaba al estadio fue atacado por hinchas del River.

Al respecto, Rodríguez Larreta reconoció que el operativo de seguridad “podía haber sido mejor, pues no hubiera sucedido lo que sucedió”.

Sin embargo, reiteró que la responsabilidad de los hechos fue de los ultras violentos de River Plate, conocidos como ‘barrabravas’, que arrojaron piedras al autocar del ‘xeneize’ y generaron, según el alcalde, las situaciones de “mucha agresión alrededor del estadio, cosa que no es habitual”.

Tras los incidentes, se levantó una polémica respecto a si la responsabilidad de la falta de seguridad fue del Gobierno de la Ciudad o del nacional, ya que ambos aportaron agentes policiales de su competencia.

Desde el sábado, tanto el Gobierno local como el nacional han insistido en que el ataque fue organizado por los ultras violentos ‘millonarios’.

No obstante, esta tarde efectivos policiales registraron el estadio Monumental para buscar posible información en torno a la reventa ilegal de entradas, después de que el viernes, un día antes del partido, se registrara la casa de Héctor ‘Caverna’ Godoy, uno de los líderes de la barra brava de River Plate, donde se encontraron 7 millones de pesos (unos 180.000 dólares) y 300 entradas para el encuentro.

“No tengo ninguna duda que los hechos del sábado están relacionados con el allanamiento en que se encontró dinero y entradas en manos de barrabravas”, afirmó Rodríguez Larreta, convencido de que se hay “mafias” que están “enquistadas” en el fútbol argentino desde hace más de 50 años.

“Esperemos que la justicia vaya a fondo”, espetó.

Por su parte, Santilli consideró que la seguridad es la “principal preocupación y ocupación” que tiene el Gobierno local.

Fuente: diez.bo